Calles vivas.

trata2[1]
Llegaste a éste mundo 
no siendo deseada,                                    
nadie a ti un cuento alguna vez leyó,                                                     
no fuiste mimada pero si abusada,                                                                   
creciste de golpe, sólo, en tu interior.  
 
Impotencia y miedo tus ojos hinchados                                     
de llorar la noche, la aurora, encontró,                                   
tu cuerpo agotado de sudor y sueño,                                            
tu no tienes dueño, ni  padres, ni amor.

Sos fruta madura para los gusanos,                                         
que buscan en vano saciar su obsesión,                                  
antojo de pobres, juguete de ricos,                                           
te duermes despierta junto a un velador.
   
Sabanas calientes, fruto de la noche,                                           
trofeo de varios para el pecador,                               
sostén de familia en algunos casos,                                
dinero constante, para el vividor. 
 
Vives de un mundo que no se  te olvida                                    
y sueñas con otro, que nunca llegó,                              
zapatos gastados de cruzar la noche,                            
siempre amanecida y con olor alcohol. 

Sos tierra de nadie por todos usada,                                        
sos hoja que el viento, jamás, la llevó,                                          
sos adolescente de cuerpo apagado                                       
y por el maltrato, su niñez perdió.

Tu piel sabe al roce de manos hambrientas,                        
que pagan por ella sin sentir amor,                                      
posada de ricos buscando alegrías,                                
o una fantasía, para un desamor.

Apagas incendios que no provocaste                                        
y sofocas otros, fruto, de un dolor,                                     
pero  a todos algo de ti  se les queda,                                                  
a ti solo angustia  y  más resignación. 

Flor de un solo día para aquel que paga,                                        
no tienes sonrisas que alegren tu ser,                              
pero tienes penas que secan el alma,                              
cada nuevo día, cada amanecer.

Sos el despertar de un adolescente,                                      
que busca iniciarse pagando su suerte,                                              
sos el sueño vivo de un ser inmaduro,                                           
que solo contigo, se siente seguro.  
 
Tus labios pintados, buscan el dinero,                                      
aquel que al llegar, te trae más dolor,
haces caso omiso a lo que te pasa,                          
pués vives de aquello que hay en tu interior. 

Sueñas sueños vanos y te vuelves niña,                              
esa que el mundo no te permitió,                                      
porque fuiste usada, también arrancada                        
y hasta el amor a ti, se negó.

Arrulla tu mente canciones de cuna,                              
las que tu oído, jamás, escuchó,                               
tu interior es virgen, de amor y caricias,                                                               
tu exterior es vicio, deseo y pasión.

Nunca fuiste niña ya naciste adulta,                           
juguete de grandes para perversión,                               
muñeca de trapo que todos la usan,                                   
pero nadie quiere para su mansión.

Muchos te señalan sin ver que estas viva,                               
sos la preferida de tu creador,                                     
otros te condenan, tu cruz no la miran,                         
en ella hoy encuentras, angustia y dolor.

Todos te cuestionan sin saber tu origen,                                 
pocos te preguntan ¿qué es lo que paso?                                 
Nadie se hace cargo de lo que te pasa,                            
muchos te utilizan sin ver  tu dolor. 

Vives solo vives, a la defensiva,                                      
para no dañarte y causarte dolor,                   
caminas veredas buscando algún mango,                          
que alivie el bolsillo y el maltrato de hoy.
  
Te pasas la noche taconeando estrellas,                               
por  oscuras calles, lujuria y alcohol,                                          
en ellas tú vives, das lo que recibes,                                  
pero nunca entregas, a alguien,  amor.

Ya que en este mundo que todos opinan,                                      
la verdad de hoy es, mediocridad,                                   
porque no existiendo la verdad absoluta,                                            
tú no eres la puta y el sí, es un rufián.

                                              28/12/13

www.sercan455.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s