¡Pelea!

¡No te rindas! por favor no cedas,
contempla y espera todo ha de pasar,
vive la alegría la del día a día,
no abras las heridas que no han de cerrar.
Que la vida es corta  para padecerla,
paciencia,  la niebla ya se esfumará,
no te amargues tanto ni ahogues en llantos,
no vale la pena ¡solo! hay que esperar.
Nada hay en la vida  que aunque cause heridas,
el tiempo y los días  no puedan borrar.
Y si un día te caes vuelve a levantarte,
no es malo el caerse sino abandonar. 
¡Pero no te rindas! no bajes los brazos,
ni busques excusas para claudicar.
recuerda las pruebas son esa frontera,
que con uñas y dientes has de superar.
Busca la esperanza esa que no alcanza,
en una alabanza  que te haga mirar,
ésta vida bella que tiene estrellas,
que aunque iluminan no han de acompañar.
Y nunca te olvides  que a cada ocaso,
antes se antepuso  un amanecer,
y a pesar que el día tenga muchos grises,
ponle tus matices, hazlo ¡florecer!

                                             18/06/2015

www.sercan455.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s