Reflexión

A veces la vida, te sorprende en cuotas,                             
te exprime, te agota y vuelve a llenar,                                          
te brinda, te quita, hasta te marchita,                                  
dándote revancha, al volver a empezar.

A veces la vida, te agita por dentro,                                        
te quita el aliento, ante un gran dolor                                          
y otras muchas veces, te emociona el alma,                            
cuando te enfrentas, ante un gran amor.

A veces la vida, te da la alegría,                                           
de una nueva vida, que se abre en flor,                               
otras te golpea, bajo las simientes,                                            
es duro el volver, de tanto dolor.

A veces la vida, te envuelve en un sueño,                             
creyéndote  el dueño, de algo irreal,                             
luego se te esfuma, de un solo plumazo,                                  
ni queda el regazo, donde ir a llorar.

A veces la vida, te vuelve la espalda,                                            
otras tantas veces, te ha de elevar,                                    
tan alto que llegas, a tocar el cielo,                                        
además de  carne, sos espiritual.

A veces la vida, te arranca un suspiro,                      
cuando ves la lucha, por la igualdad,                                     
otras muchas veces, se te oprime el pecho,                              
al ver las miserias, de la humanidad.

A veces la vida, te trae la muerte,                                                
es en la partida, de un ser al que amas,                                 
otras tantas veces, trae muerte en vida,                                  
cuando te aferras, a los que no están.

A veces la vida, te arranca algo bello,                                   
que es un destello, en la oscuridad,                                         
otras pocas veces, te estruja tanto,                                      
que arranca entre llantos, toda tu maldad.

A veces la vida, susurra  al oído,                                              
cosas sin sentido, que te hacen mal,                           
otras te deslumbra, cuando en una cuna,                              
escuchas el llanto, de un bebé al llamar.

A veces la vida, te mira a los ojos                                     
y ves de reojo, un  mundo irreal,                                                
el mundo está dentro, de aquello que eres                                 
y tu solamente, lo puedes cambiar.
  
A veces la vida, agudiza el ingenio
y logras  aquello, que no has de alcanzar,                                     
otras se te nubla, solo ves el árbol                                          
y no ves el bosque, que hay en su lugar.

A veces la vida, te encadena a algo                             
y hasta el desarraigo, te suele llevar,                                 
otras te hace estéril, de cuerpo y de alma,
nunca tendrás calma, ni en quien confiar.

A veces la vida, te llena de gozo                              
sintiendo el abrazo, de un amigo leal,                                      
otras te sorprende, como a Cristo mismo,                         
cuando quien te besa, te vine a entregar.

Pero muchas veces, transcurre en silencio,                                  
no hay sobresaltos, ni porque brindar,                         
son tiempos de espera, de remar muy dentro                     
y sacar del fondo, eso que hace mal.

Para que florezca, de nuevo la vida,                                          
con la algarabía, que ha de brillar,                                  
pues la vida es vida y si no es vivida,                                  
deja de ser  vida, es un temporal.

Por más que se sufra, te quiebre y doblegue,                           
por más que te lleve, donde no deseas,                                          
la vida vivida, tiene la alegría,
de que compartida, se ha de transitar .
                                           21/03/14

www.sercan455.wordpress.com

Un comentario en “Reflexión”

  1. A veces la vida es muy ingrata amigo Sergio, (que te voy a decir verdad?) al igual que nos da, otras nos quita,
    Pero aun asi, debemos dar gracias a Dios por permitirnos seguir disfrutando del paisaje maravilloso que nos regala en cada nuevo dia.
    Un abrazo grandote en esta noche!,-Marina .•*¨🕊️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s