Simplemente… José. (N° 92)

 

Qué decir de ti,  si  poco se ha dicho
y fuiste pionero de ejemplo y amor.
Sembraste valores, para un mundo en crisis,
a Dios te entregaste, con suma pasión.
Fuiste carpintero, también padre austero,
esposo sincero y  hasta, protector.
Dejaste de lado tus sueños mundanos, 
en pos de un legado  al que  Dios te llamó.
Qué decir de  ti, José, el carpintero,
si fuiste el ejemplo de un niño que es Dios.
No te habrán faltado misterios callados,
noches de desvelo, e imaginación.
Que traían dudas, e intranquilidades,
pero siempre estuvo la fe y tu valor.
Qué decir de ti, hoy,  a la distancia,
cuando veo al mundo agobiado en dolor,
niños desechados, tristes, maltratados, .
de padres despechados, sus trofeos son.
Siembran divisiones, odios y rencores,
que sufren los niños y  causan dolor.
Y no les importa pues puede su ego,
ser mucho más grande que  su afición.
Qué decir de  ti, José, carpintero,
hombre manso y bueno, soldado de Dios,
si diste tu vida por un mundo nuevo
y luego al silencio te llamó, el Señor.
                   22/12/2015
http://www.sercan455.wordpress.co

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s