¿Víctima o victimario? (N° 167)

Tanta sangre que corre a ningún río,
queda hoy en el olvido… otra muerte la opacó,
diseminó en segundos su nefasta tirria,
dejó bronca, desdicha y consternación.
Destrozó una familia, reinando el desconsuelo,
perecieron proyectos de un mañana mejor,
impregnó de impotencia, depresión y miedo,
transformando a los sueños en angustia y dolor.
Con premura clavó el puñal de represalia,
que envenena el alma, ¡de ira!… ¡de rencor!,
haciendo que uno quiera cobrarse con la muerte,
de estos mercaderes que diseminan terror.
Se reclama venganza… que incline la balanza,
fluye insaciable la sangre, aclamando… ¡igualdad!,
a una justicia dormida, que cegada y sin prisa
otorga a los violentos, total impunidad.
Tanta sangre que corre a ningún río…
hoy riega las aceras, de mi bello país,
cargando en su maleta, almas que fueron presas,
de droga, desamparo, odio y desamor…
¿O es que no les interesa la vida del ajeno?
¿se es tan inhumano que no tiene valor?
Me flota la pregunta, ¡esa que te condena!…
¿Si vos no sos la víctima?… ¿Cuál será de los dos?
Esperando ese día, aunque suene a utopía,
que la justicia se quite su venda ¡al fin!… ¿o no?
No castigando más a aquel que es inocente,
y sí al victimario que en su ley… ¡murió!
09/09/2016
http://www.sercan455.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s