Mis vicios (N° 169)

De a poco fui perdiendo… los vicios que me ataban,
se entristeció mi cara, la desazón invadió,
la pena puso el lastre, ese que le faltaba,
para sentir por dentro , total, resignación.

Entré en el espiral, que lleva al infinito,
mi cuerpo sintió el grito de aquello que faltó,
que persuade, intimida, y hasta te castiga,
diciéndole a tu mente… lo que está bien, o no.

Sucumbieron las cenas hechas con amigos,
un buen vaso de vino, o un champagne mejor,
sucumbió el asado, el fiambre y enlatados
llegó hasta el cigarro… a apagar su ignición.

De a poco fui perdiendo… los vicios que me ataban,
los que me daban vida, alegría, color,
los que hacían que tenga sentido lo que amaba,
los que siempre estaban, aún, en el dolor.

Y hoy ya superados… solo tengo a mi lado,
un poco más de vida, ¡que gané!… con tesón,
pero lleva el pecho los recuerdos guardados,
de aquella alegría… que un día, ¡Se marchó!
16/09/2016
http://www.sercan455.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s