Bien vestida llegas… (N° 173)

Bien vestida llegas… ¡Sorpresivamente!
Tu único aliciente es no claudicar,
dejando ese halo de incertidumbre,
que busca en su cumbre, verme subyugar.

Marchitarás todo, aquello que tocas,
si besas mí boca me harás expirar,
no hallaré consuelo cuando, con tu velo,
circundes mi esencia para ir más allá.

Quedaran truncados, sin savia, los sueños,
no seré más dueño de mí transitar…
Quedará la angustia en los que me aman,
que un insondable… vacío cubrirá.

Bien vestida llegas… ¿Sorpresivamente?
porque en mi inconsciente anclada ya estas,
acallé tus voces, evité el encuentro …
agoté mi aliento buscando escapar.

Pero igualmente… como un sol naciente,
que se despereza cada despertar,
tienes la paciencia de toda una vida,
para recordarme… ¡Qué no has de faltar!
28/09/2016
http://www.sercan455.wordpress.com
La muerte, tan ausente y tan presente, vivimos toda la vida tratando de escaparle, cuando la realidad es que ella nos pasa a buscar en el momento menos pensado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s