¡Descansas mi niña! (N° 187)

Descansas mi niña… cerraste tus oídos,
no oirás el ruido que va a comenzar.
Y yo oigo sirenas, las que traen penas,
las que amargamente, buscan ayudar.

Descansas mi niña… no te sobresaltas,
¡en mejores brazos no puedes estar!,
son horas de angustias, donde las noticias,
no inmutan al mundo… ¡ni impresionan ya!.

Escucho los tiros, veo el caer de bombas,
y tu en mi regazo ¡Inmóvil estás!…
con ropita sucia, manitos dañadas,
tristeza arraigada de ya no jugar.

Gemidos de angustia que piden ¡Auxilio!,
ancianos que inertes buscan escapar…
almas arrancadas que desesperadas,
abandonan cuerpos devastados ya.

La locura humana encuentra salida,
matándose en vida… ¡En brutal Yihad!
destruyendo todo, sembrando su tirria,
blandiendo banderas de paz y unidad.

Mientras que inocentes, en el día a día,
solamente buscan poder perdurar…
entregan su vida y el que sobrevive,
por hacer justicia, venganza traerá.

¡Descansa mi niña!… que aunque yo te tenga,
en mejores brazos ¡no puedes estar!
No sientes más frío, ni miedo  ¡Si alivio!
porque Dios te tiene ¡en su gloria!… ya
26/11/2016
http://www.sercan455.wordpress.com

2 comentarios en “¡Descansas mi niña! (N° 187)”

    1. Tal cuál, está locura de un mundo lleno de atrocidades, donde los más indefensos padecen las injusticias de los egocéntricos y la impotencia de los que contemplamos sin poder hacer nada. Gracias por dejar tu aporte. Abrazos

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s