La sencillez del amor (N° 190)

Finas gotas besan, tu agraciado cuerpo,
que bajo la ducha… frescura encontró
y un delicado jabón lo acaricia,
e impregna tu piel, de rosal en flor.

Suave lo recorre, lenta, mansamente
y sobre tu vientre, que es nido de amor,
se posan tus manos, tan cálidamente,
que no se haya ausente… el destello interior.

Como brisa fresca, un paño se enjuga,
perfumas tus hombros, tu cuello, ¡Tu voz!
Y una vela enciendes, que inunda las sombras,
e irrumpe el letargo… aroma ¡De amor!.

Luego… te recuestas, rodeas mi cuerpo,
desprendes un beso, lleno ¡De efusión!
en el que dibujas, con tu dedo índice,
sobre mi espalda, un gran corazón.

¡Así! Me sorprendes… me llamas, me invitas,
me incitas al juego de reír los dos,
me sanas por dentro, me arrancas silencios,
llenando de besos, mi fiel ¡Corazón!

Quedan los resabios de un amor tallado,
que esculpe en el aire orquídeas en flor
y trae alicientes para los que sienten,
que todo se puede si existe… ¡“El amor”!
06/12/2016
http://www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s