Como el mar… (N° 233)

Como borra el mar… las huellas en la arena,
así borró mis penas, el vivir junto a ti,
fuiste lavando una a una, las heridas causadas,
de viejas discusiones, reyertas sin dirimir.
Dejaste mi piel tersa, ¡volví a sentirme joven!
donde se puede ¡todo! y nada es desazón…
donde prima el amor de manera suprema,
ahogando las penas, la tirria y el temor.
Como invade el mar, las costas de la playa,
invadió así tu vida, mi mustia humanidad,
inundó uno a uno, los sin sabores varados,
soltando sus amarras, exigiéndoles zarpar.
Pero un día marchaste… buscando nuevos vientos,
no hubo desalientos, escenas, mezquindad….
y a pesar que deseaba retenerte conmigo,
sin sentir que había motivos, ¡te dejé marchar!,
no tenía reproches, ni me invadió la noche,
fuiste importante a mi vida… pero debías volar…
Hoy a la distancia, tu recuerdo está intacto
y a veces la nostalgia me trae desolación,
que fugaz se disipa, cuando llega a mis manos,
un manuscrito… ¡tuyo!, hablándome ¡de vos!
29/05/2017
http://www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s