Tan solo… amar. (N° 241)

Deshojando los días, se le fue la vida…
buscando las respuestas, para un vivir mejor,
no hallando nada…, le quedó la estocada,
que solo fue el amor, quien revivió… ¡su amor!
Es la feliz reflexión de un hombre enamorado,
que entregó mucho más… de lo que podía dar,
se hizo eucaristía, para saciar el hambre,
de aquellos a los que amaba ,sin miedo a equivocar.
Y recogió sus frutos, comió de sus manjares,
bebió hasta la última gota, de amor, de amistad,
descubriendo en su lecho, que el hombre está hecho,
y se viene a este mundo… tan solo…¡para amar!
29/07/2017
http://www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s