Mañana… (N° 264)

Después de la tormenta… cuando retorna la calma,
los días de agonía van quedando atrás…
regresa la alegría, los quehaceres, el trabajo,
volviendo el regocijo a templar el hogar.
Se logra sonreír, retomar los proyectos,
destemplar el rostro que impávido quedó,
se vuelve a contemplar la vida con agrado,
despojando lo malo que en noche nos sumió.
Después de la tormenta… queda tanto resabio,
que el corazón, que es sabio, ¡pronto! lo digirió,
comenzando de nuevo a buscar otros cielos,
retomando consuelos que el tiempo enmudeció…
Después de la tormenta, aunque cesen los sauces,
aunque el rosal entregué ¡hasta su última flor!
aunque queden perennes cicatrices internas,
volverá la armonía ¡pues la vida triunfó!
Después de la tormenta, cuando ya nada acosa,
se goza de la vida, del amor, la amistad,
se vuelve poco a poco a usurpar los espacios,
que dejamos de lado, ¡por miedo a proyectar!
                                                  27/10/2017
http://www.sercan455.wordpress.com

Cuando el temporal de aflicciones es superado, la vida poco a poco vuelve a tomar su curso, a proyectarse. No sin antes habernos dejado la experiencia, que vale la pena vivir, luchar y defender la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s