Ámame… (N° 268)

Ámame aun… aunque yo, ¡no te ame!
hasta si me alejo, tratando de huir,
aunque no te escuché, haciendo oídos sordos,
desoyendo aquello que quieres decir…
Ámame aun… si te ofendo grave,
si busco en la vida, solo… transcurrir,
si desoigo citas, promesas, llamados,
que me adviertes siempre… ¡para ser feliz!.
Ámame aun… aun en la distancia
y el oscuro abismo que me sumergí,
en la vida fácil, hasta licenciosa,
que marco mis días cuando te perdí.
Ámame aun… aunque te reproche,
lo que me acontece, ¡que es! por mi vivir,
mi carne es débil, sucumbe al pecado,
me fui de tu lado y todo… ¡padecí!.
Pero por favor… ¡Señor no me olvides!…
sígueme amando, aunque infiel ¡yo fui!
yo no te merezco… y hoy en mis lamentos,
pido que me ames, nada soy… ¡sin ti!.
03/11/2017
http://www.sercan455.wordpress.com

Cuando cortamos el hilo primordial, el que nos une a lo trascendental, cuando nos consideramos el ombligo del mundo, cuando transitamos la vida sin un porqué y un para qué. Poco a poco vamos cayendo en un abismo donde la vida va perdiendo el sentido y buscamos llenarla con cosas… y no con lo verdaderamente importante que nos da vida.

Un comentario en “Ámame… (N° 268)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s