Tu y Yo. (N° 273)

Yo buscaba paz… y ¡tú! Una aventura…
que sanara heridas, que otro nos dejó,
fracasos de amores, truncos, desbastados,
que atomizaron, angustias y dolor.
Yo buscaba pensar… ¡tú! Vivir la vida…
esa que se escapa, si frágil estas,
esa que no espera que halles la manera,
de transponer fronteras sin mirar atrás.
Yo a nada aspiraba… ¡tú! Todo lo ansiabas…
te sentías libre por primera vez,
yo encadenado, aun triste pasado,
que dejó a su pasó pliegues en mi tez.
Y quiso la luna, brillar en tus sombras,
posando en tus labios, su luz estelar,
que arranco sin peros, ¡mi yo! mi pasado,
tu voz, tu mirada, me hicieron dudar…
El sol de la aurora… inundo la cama,
y sobre mi almohada, te encontrabas tú,
sanación prohibida de estafa escondida,
le diste a mi vida, gracia y plenitud.
Yo nada esperaba… y lo tuve todo…
encontré en tus brazos, lo que siempre ansié,
tu encontraste en mí, contención, ternura…
ya no más locura… y si ¡madurez!
28/11/2017
http://www.sercan455.wordpress.com

La vida siempre nos vuelve a dar revanchas para los fracasos… Solo debemos estar atentos y dispuestos a recibirlos. La sanación comienza desde lo interior y aflora cuando menos lo esperamos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s