¡La lluvia!… (N° 286)

¡Bendición del cielo!… le dicen algunos,
otros torpemente … ¡castigo de Dios!,
hay quienes se enamoran con su suave brizna
y a otros su llovizna, ¡las penas!… lavó.
Despierta sonrisas en niños que juegan,
corren bajo ella… ¡libres! como un sol
y arranca protestas, al que lo sorprende,
varado en la ruta sin un aventón.
Pero con cautela, o tal vez torpeza…
aunque nos agrade, ¡tanto! ¡o tal vez no!
ella va nutriendo el cálido suelo…
dejando a su paso vida en profusión.
¡Bendita la lluvia! que trae cosechas,
que baña los campos… de maíz en flor,
que rebasa ¡todos! los abrevaderos,
llevando consuelo al ganado mayor.
Que buscando grietas se filtra en la tierra,
suave sin fronteras… hasta su interior,
para fluir mansa , pura, cristalina,
en manantial de vida, al hombre de hoy.
11/02/2018
http://www.sercan455.wordpress.com
La lluvia, el agua, esencial para la vida, a pesar que en algunas circunstancias causa muchísimo daño, su valor es inconmensurable, la vida de la humanidad depende de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s