¡Fundidos!… (N° 363)

Fundidos en un beso, nos sorprendió la cena,
era una charla amena… que un vino atemperó,
el calor de la hoguera, templando fue las venas
y en profunda pasión… nuestros cuerpos sumió.
Casi instintivamente, nos fuimos acercando,
nuestras manos buscaban el podernos tentar…
traspasar la frontera, esa que nos pusimos
y que siempre, un buen vino, la hizo claudicar.
El ego nos llevó a absurdas discusiones…
no entendiendo razones, el amor se dañó,
tontamente callamos lo que por dentro urgía
un espiral, sin salida, nuestra vida hostigó.
El frío, poco a poco… fue ocupando espacios,
el desinterés, con su manto, la almohada secuestró,
desplegando intangibles miradas de reojo,
en altas madrugadas, que el sol… ¡nos sorprendió!.
Pero hoy un buen vino… nos sumió nuevamente,
en esta charla amena, que nuestras venas templó
y dejamos de lado, los egos, los pecados,
fundidos en un beso… que traía “Perdón!
                                                   08/11/2018
http://www.sercan455.wordpress.com
Cuántas veces, en la relación de pareja, surgen diferencias, algunas más complicadas que otras, sumergiéndonos en lo que llamamos una crisis, que nos distancia, pone una barrera entre nosotros y poco a poco, sino se interviene a tiempo, si no se busca recomponer la situación, sino se pide perdón… está termina dañada.
La palabra crisis significa oportunidad de cambios… ¿Cuál es tu actitud frente a ellas?

Anuncios

4 comentarios en “¡Fundidos!… (N° 363)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s