¡Aroma de pesca! Helvecia. (N° 425)

Presentación2

Chirría la pava al fuego despertándola a la aurora,
el mate que enamora hace su entrada triunfal
y besando va la boca de los que ansiosos esperan,
un día de pesca certera, que nunca habrán olvidar.
El San Javier se desvela por quien invade sus aguas,
por quien sus venas recorre buscando un pique fugaz…
ésa corrida soñada que al alma deja extasiada,
y la oportuna fijada ¡que al anzuelo hará brillar!
Tiene la pesca los dones, de viva naturaleza,
que nos brinda la belleza en su fauna hecha canción,
en el croar de las ranas, aves que buscan sustento,
y biguás que entre lamentos buscan llamar la atención.
Las bandadas de crestones y siriris con su vuelo
dejan su estela en el cielo entre nubes de algodón,
y en un árbol corroído caranchos arman su nido,
el mismo que de atalaya sirve al Martín pescador.
En las islas las cigüeñas muy ufanas se menean,
son el carpincho y la nutria parte de la vecindad
y un enjambre de mosquitos al pescador lo atosiga,
que en jaladas de amarillos los habrá de tolerar.
Forman parte del paisaje, ranchos y hasta un colectivo,
lagunas que hoy están crecidas e intimidan al cruzar,
y en serpenteantes remansos, el guía ancla la lancha,
buscando en sus correntadas, hallar el pique voraz.
Muere la tarde en Helvecia la noche se despereza,
se retorna de la pesca, entre risas de amistad,
fueron los sueños plasmados por los frutos cosechados,
será un fogón bien regado quien invite a disfrutar.
                                                             14/07/2019
http://www.sercan455.wordpress.com
Para aquellos que nos apasiona la pesca, sabemos de la belleza que nos brinda la naturaleza a cada paso que damos. El poder disfrutar de la amistad, el compartir momentos, de la música ribereña, en el canto de las aves, el correr del agua entre las piedras, el viento en la cara, el escuchar a lo lejos algún disparo de escopeta de los que van cazando patos, los mosquitos con sus inconfundibles zumbidos y en medio de todo eso, el placer de sentarse pacientemente a esperar el ansiado pique.

4 comentarios en “¡Aroma de pesca! Helvecia. (N° 425)”

  1. Nunca he ido a pescar. Pero con todo lo que has escrito me puedo dar una idea de lo que es y representa.
    Los detalles de cada cosa. Que abren la puerta a imagenes preciosas de todo ese entorno.
    Me ha gustado mucho poder leerte.
    Saludos amigo.
    Y Gracias por compartir. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s