Breves II (N°429)

Mi cielo.
No pensaré más en ti…
¡no más de lo que mereces!
por eso es que con creces,
todo el día pienso en ti
y si de amor me morí,
por tu amor revivo y muero,
cómo explicarte mí cielo
que yo solo ¡pienso en ti!

Lo eres todo para mí, al punto tal que sin ti nada tengo.

Ambición
Muchas cosas pierde el hombre,
en busca de hidalguía,
dedicando va su vida,
persiguiendo una ilusión
y cuando logra atraparla,
se estrella con el fracaso
de aquellos que con abrazos
lo buscan por ambición.

Amor eterno
Aunque en mi delirio buscase socavar la fría arena,
o hurgase entre mis venas para encontrar, aún tu voz,
y transcurriesen los días sin glorias llenos de penas,
seguro sé que de hallarte no he de encontrarte ya a vos.
Encontraré el cascarón, corrompido por las horas,
¿tú? ¡besando los albores en la gloria del señor!
yo asumiendo mi dolor desde tu rauda partida,
pero la esperanza viva, que ha de triunfar el amor.
Volveremos a encontrarnos en el final de los tiempos,
serán eternos momentos sin dolores que acallar,
con besos por entregar y abrazos acopiados,
de un amor ya madurado ¡por toda la eternidad

Cuando descubras que la belleza va más allá de lo que puedes ver… habrás descubierto el verdadero amor

4 comentarios en “Breves II (N°429)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s