El amor es luz (N° 436)

No me busques en las sombras, por la oscuridad vencida,
ni en los gélidos paisajes donde se ha muerto la vida,
búscame donde la luz, se proyecta, te cautiva
y el corazón entre abrazos te entrega mí sinfonía.
No me vengas a buscar, cuando arremeta la parca,
ni me ciñas a tus llantos aunque halles desesperanza,
recógeme cual migajas, día a tras día con templanza,
disfrutando de esta vida ¡que el mañana… es esperanza!.
No te aferres a las horas por la oscuridad roída,
ni busques entre las sombras hallar un halo de vida,
busca la luz que da gozo ¡busca la luz, ella es vida!
y la muerte solo un paso, no un final, ni despedida
Búscame dónde el amor se descalza sin fatiga,
bailando va sin fronteras rebosante de alegría,
dónde goza plenitud irradiando su empatía
dónde ya no teme a nada pues ha donado ¡su vida!
                                                   03/09/2019
http://www.sercan455.worpress.com
El verdadero amor, el que no teme a los años, ni al paso del tiempo. El que se dona y se entrega de por vida y no le teme a la muerte, porque tiene la certeza que en algún lugar, ha de volver a reencontrarse con el ser amado.
¿Te descalzas al momento de amar, para entrar en el otro sin dañarlo?

5 comentarios en “El amor es luz (N° 436)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s