Compungidos (N° 455)

No me empiecen a extrañar,
cuando la parca me encuentre,
a visitar vénganme
mientras vivo esté y consiente.
No vivan de los recuerdos,
que juntos hemos compartido
recreen nuevos momentos,
mientras yo aún esté vivo
No me lloren si no estoy,
ni se angustien cuando falte,
disfrútenme mientras viva,
cuando muera… será tarde.
Ni vengan a visitarme,
para traerme unas flores,
regálenme hoy sonrisas,
las que aquerencian amores
Y abrácenme mientras puedan,
llámenme para estar juntos,
no tendrán que arrepentirse,
cuando ya sea un difunto.
E invítenme a un asado,
regado con un buen vino,
pues si me busca la parca,
es bueno el ser precavido.
06/12/2019
http://www.sercan455.wordpress.com

Las relaciones humanas, siempre tienen ese halo de tristeza. Cuando perdemos a un ser querido, nos entramos a cuestionar lo que no hicimos, lo que dejamos de hacer, lo que priorizamos, la llamada que faltó, el abrazo que no fue, la invitación que no se hizo, etc.,etc. Y en realidad, en la mayoría de los casos hicimos lo que pudimos, como pudimos. Porque tuvimos: el trabajo, nuestro conyugue, nuestros hijos, nuestros ancianos, nuestros nietos, nuestros horarios, nuestra salud, dinero, etc., etc.

¿Te recriminas no haber podido disfrutar de tus seres queridos mientras los tenías?

3 comentarios en “Compungidos (N° 455)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s