Tan sólo escúchame. (N°486)

No me vengo a despedir ni a redimirte en abrazos,
no te vengo a consentir que lo nuestro fue un fracaso,
sólo te vengo a decir que a pesar de los errores,
tiene la vida temores que al amor hacen sufrir.
Nada he de reprocharte de lo mucho compartido,
nos sobraron mil motivos para luchar hasta el fin,
pero pudo el orgullo al silencio sometido,
destruir de un chasquido nuestra vida por vivir.
Entramos a zozobrar en profundas vanidades,
llenas de mediocridades que aletargaron el fin,
donde lento naufragamos aferrados a nuestros peros,
nos distanciamos primero de mente y en cuerpo al fin.
No es reproche ni lamento, lo que quiero comentarte,
tu atención quiero un instante antes de dejarte ir
y es que debes asumir que errores hay en la vida,
donde encontrarás desidia que después hará sufrir.
Por eso reflexionemos, no alimentemos fracasos,
si llegamos al ocaso deberemos de admitir,
tendremos que decidir o encontrar nuevas auroras
o buscar nuevas escobas ¡que al principio barren bien!
                                                                     27/04/2020
http://www.sercan455.wordpress.com
Casi toda convivencia trae aparejado momentos de zozobra, de distanciamiento, de replanteo de proyectos, de intereses, de seguir caminando juntos.
Mi escasa experiencia me dice, que muchos de los casos que decidieron tomar distancia, cuando rehicieron otra relación, al principio fue como una escoba nueva, “barría bien”. Pero con el tiempo desaparece el deslumbramiento, la rutina y los egos, poco a poco la van asemejando a la relación anterior y en algunos casos es hasta peor. Mi duda en los casos que conozco siempre fue ¿Qué hubiese pasado si se ponía el mismo esmero, resignación, voluntad, predisposición en reparar la relación desgastada?

7 comentarios en “Tan sólo escúchame. (N°486)”

    1. Gracias Aube, me alegro te hayan gustado. Con respecto a identificarse, sinceramente es la enseñanza que me dejo el compartir vida con varios matrimonios. Y ver como abandonan todo por que no soportan la convivencia y después con la que deciden compartir, al tiempo se torna igual o peor. Abrazos

      Le gusta a 1 persona

  1. Cuando se instala un diálogo para sordos, no se llega a ninguna parte, termina derivando en un silencio que va directamente al fracaso… siempre es así. Hace falta mucha buena voluntad para volver atrás.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s