El amor después del amor (N°489)

Cuando el tiempo pase y el amor no muera
y lánguido gima su dolor, su pena
y sea la angustia su fiel compañera,
que acallarlo intente de una y mil maneras.
Y sean las horas un vaso vacío,
que de lágrimas se colma, las noches de hastío
y un susurro sientas sutil al oído,
repicando el nombre de quien fue tu amig@
y sientas el frío de un árbol desnudo,
que perdió sus hojas un otoño crudo .
Serán los inviernos largamente eternos
falta el compañer@ que compartió sueños
y será su almohada ese fiel reflejo,
que acompañó noches de zurcir proyectos
y un colchón enorme no es ya testimonio,
de noches de amor rayando el insomnio,
no será el futuro lo que quite el sueño,
si el abrazo tierno del que fue tu dueñ@.
Cuando el tiempo pase… y el amor no muera,
verás que otra vida a los dos les espera,
veras que el amor todo lo supera,
gozando la dicha de más primaveras,
sólo habrá respeto, humildad, sosiego,
para entrar al otro sin dañar su cuerpo
y comprensión mutua, ¡y bajar el cielo!
o ascender hasta él, a encontrar su reino.
                                                    22/05/2020
http://www.sercan455.worpress.com
El amor, el mayor don que poseemos los humanos. Sin amor no somos nada. Un cascaron reseco y duro. Una semilla muerta, que hubiese podido dar vida en abundancia, pero prefirió pudrirse a entregarse toda para más vida. Iguales somos los humanos, los egos, la soberbia, los celos, la apatía, nos cierran las puertas al amor.

2 comentarios en “El amor después del amor (N°489)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s