Deshojando al amor (N° 491)

Qué decirte del amor que aún no hayas vivido,
que recobra su sentido si la muerte lo buscó,
y decomisa en el ocaso afectos del que ha partido,
pues dejó fuego encendido en aquellos a los que amó.
Como esa fruta madura que al suelo cae tendida,
pero riega sus semillas, con más vida en su interior
y multiplica su don más allá de la tormenta
aunque angustias lleve inciertas cuando la muerte asestó.
Qué decirte del amor, el que sufre, ríe y llora,
el que no mira la hora cuando talla la pasión,
se incinera en un abrazo de dos cuerpos encendidos
y corazones que unidos laten siempre a un mismo son.
El que como mariposa con las alas extendidas,
fue crisálida cautiva que aún en vida se entregó,
y hoy los cielos los recorre gozando el amor eterno,
pues siempre fue un buen cencerro que el corazón alegró.
Qué decirte del amor, que aún no hayas vivido,
no veas al que ha partido, como que te abandonó,
simplemente transmutó se hizo estrella en el cielo,
y va guiando cual lucero tus pasos con fiel amor.
                                                                         03/06/2020
http://www.sercan455.wordpress.com
Considero: que el amor en la pareja, entre las personas, solamente muere, cuando ya no se lo recuerda más al que partió. Cuando su ausencia no nos provoca más tristeza, o alegría el recordar sus dichos, sus bromas, su forma de ser. Cuando en definitiva, lo pasamos al olvido.

3 comentarios en “Deshojando al amor (N° 491)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s