No me es ajeno tu dolor. (N° 492)

Y todo acabó,
como se acaba una fiesta
unas vacaciones, una niñez,
con ese amargo sabor “que fue breve”,
que faltaron horas y tiempo,
que el reloj no se detuvo
y las sonrisas se desdibujaron.
Y tomamos distancia
y esgrimimos la indiferencia como espada
causándonos miles de heridas.
Fue el desaliento quien ocupó
los primeros asientos de un colectivo
que sólo tuvo pasaje de ida.
Los silencios se transformaron en reproches
y los sueños… volaron,
volaron como aves que emigran
en búsqueda de un nuevo lugar
donde instalarse y poder habitar.
Bastó una chispa,
para que nuestro paraíso
se transforme en infierno.
Y las miradas esquivas y lacerantes,
fueron protagonistas del epitafio,
“un amor que ya fue”
Aunque a decir verdad
no me es ajeno tu dolor,
porque el mío es espantoso.
Pero el orgullo nos pudo,
preferimos matar al amor,
a tener que ahogar nuestros egos.
08/06/2020
http://www.sercan455.wordpress.com
Hoy una poesía sin rima, no es mi estilo pero: es difícil algunas veces transformar el dolor en música. Vivimos en un mundo donde las parejas, la convivencia, el amor, son pulverizados por los egos, la intolerancia, la falta de voluntad y compromisos. En un abrir y cerrar de ojos se desploma lo que costó años construir, en un abrir y cerrar de ojos cambia la vida radicalmente. Y lo peor de todo, en muchos casos es que el dolor queda anclado en los dos.

¿Permites que se instale en la relación, el desinterés, la rutina, la indiferencia?

15 comentarios en “No me es ajeno tu dolor. (N° 492)”

  1. Tu prosa poética de hoy me da qué pensar Sergio, es cierto, muchas veces se deja iré al amor de una vida por no dar el brazo a torcer.
    Lo has sabido plasmar con la elegancia que te caracteriza.
    Cuídate mucho, recibe mi abrazo🌹

    Me gusta

    1. Así es querida Ivonne. Muchas veces se deja pasar un gran amor, o se pierde un gran amor por orgullo. Por no ceder, por no perdonar… Muchas veces se entiende el perdonar, como una aceptación de que todo debe continuar igual, cuando en realidad es una nueva oportunidad, para que todo realmente cambie para mejor. Gracias por comentar. Abrazos y cuídate tú también.,

      Me gusta

      1. 🌹Una vez ya hablamos del perdón, creo que fue en una entrada tuya.
        Yo reconozco que hay cosas que tampoco puedo perdonar y créeme lo he intentado, pero mi cabeza me traiciona y me asaltan los recuerdos de lo que me dañó y se me abren las heridas.
        Espero poder aprender con el tiempo, sobre todo por mi bien.
        Un abrazo Sergio. 🌹

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s