Tiempo de revancha. (N° 515)

Ojalá la vida me de la revancha,

de ver otros cielos sin sentir nostalgia,

de soltar aquello que dañó mi alma

y amarrar los vientos que traen la calma.

De volver mis pasos esos que lastiman,

marchando despacio sobre arena fina

y pedir perdón a los que he herido,

para perdonar a quién me han ofendido.

Ojalá la vida me de la revancha,

de marchar sin miedos aún en las batallas,

de cerrar las puertas a viejos fracasos,

que saco de plomo sentí al cargarlos.

De ver nuevos mares, nuevas amistades,

respirar del aire todas sus bondades,

de sentirme niño aun siendo grande,

disfrutar la vida aunque ya sea tarde.

Y  guardar tus besos como el fiel regalo,

de horas de amor que regarán años,

para que las noches sean siempre claras

y no la revancha la espera añorada.

                                              26/08/2020

http://www.sercan455.wordpress.com

La necesidad de revancha. En nuestro transitar por la vida, muchas veces nos queda el amargo sabor del  fracaso, de la derrota, de la injusticia. Sentimos la necesidad de tener revancha, de volver a intentar, a probar, ya desde la experiencia. Y la realidad, es que en muy pocas ocasiones se nos vuelve a dar la oportunidad. No debemos aferrarnos al pasado, debemos vivir el hoy lo mejor posible, desatando todo aquello que nos hace mal, que nos revela. Que quizás, lo más probable es que nunca lo podamos cambiar.

2 comentarios en “Tiempo de revancha. (N° 515)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s