Celos. (N° 524)

¿Hasta dónde es realidad y hasta dónde mentira?

lo que a la conciencia hostiga y va hurgando sin cesar.

Si hasta en los sueños la asalta y alimenta ¿realidades?

y en muchos casos ¡las verdades! disipan la tempestad.

Son los celos, fino hilo que se extienden del pasado al futuro,

son ese siniestro nudo que atosigan el andar,

puerta fuelle que separa, infierno, de eternidad.

¡un paso atrás no existía! furtivo se hace presente…

una mirada incipiente, una sonrisa de más…

un saludo, un disimulo, siembran dudas que perduran,

por más que una boca muda las intente acallar.

Y entreteje telarañas, de supuestos reprimidos

que buscan darle sentido ¿a paranoia, o verdad?

celo es inseguridad que al amor lo desfigura,

trampolín que desvirtúa sin dudas la realidad.

Y cierra puertas, e invade, se roba horas felices,

deja vivas cicatrices que su hedor han de emanar

son los celos temporal que arrasa con lo sembrado

 se pierde lo cosechado ¡asfixiando! en vez de amar

                                               17/11/2020

www.sercan455.wordpress.com

Los celos, cuánto daño le hacen a la pareja. Sobre la desconfianza es imposible edificar, construir, proyectar. Y también, sé que es doloroso enterarse que uno fue engañado, o descubrirlo. Pero aun así  no sirve malgastar el tiempo en jugar al gato y al ratón. Dicen los que saben, que cuando se termina el humor en la relación, se entra al campo de concentración. No dejes que los celos, te quiten el buen humor, alimentándolos.

2 comentarios en “Celos. (N° 524)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s