Ese día. (N° 537)

¿Llegará ese día en que todo acabe?

 y la vida vuelva a cruzar los mares,

a surcar los cielos, a inundar los bares,

a perder el miedo de andar por las calles.

A sentirse libre, vivaz, saludable,

a abrazar al mundo sin culpar a nadie,

a estrechar las manos, a besar a alguien,

 trémula la piel que aún los leños arden.

Y no habrá barbijos que bocas acallen

y si mil sonrisas que inunden el aire

y labios pintados, deseosos, radiantes,

nos dará placer soñar que no es tarde.

Y serán los vientres, cálidos planetas,

albergando vida, que porten respuestas,

que aún estamos vivos, pese, al desatino, 

de aquellas vidas que se han perdido.

¿Podremos decir sin miedo al olvido,

que de todo esto hemos aprendido?

que no ha sido en vano, que ya no hay motivos,

para que haya reyes, reinas y castillos,

que somos iguales, por Dios bendecidos,

su inmenso jardín de flores vestido,

de razas sembrado que dan colorido,  

y ostentan belleza de un Dios que es amigo

   22/12/2020

www.sercan455.wordpress.com

Es mi deseo: Cuando como mundo hayamos concluido ésta locura de la pandemia y empecemos a transitar las nuevas auroras, descubrir que hemos crecido como humanidad, siendo más solidarios, más pacientes, tolerantes, más hermanos. Más hijos de este ser superior que nos ha creado por amor, sin distinción de razas ni religiones. Sólo por amor.

2 comentarios en “Ese día. (N° 537)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s