Amanecer (N° 553)

Se desnuda el sol ante escasas nubes,

que el viento menea de aquí para allá,

arriando en camadas hasta el poniente

despiertan simientes allí donde van.

Los ríos cual venas recorren la tierra,

 el mar los espera para agasajar            

y vuelven las nubes a regar la tierra

si el sol las eleva del lecho en que están.

Se desnuda el sol, despierta la vida,

bullicio de aves su música traerá,

y en un cielo azul vuelan en bandadas

cual un pentagrama

de notas que sueltas, su piando van.

Se desnuda el sol, entra en mi ventana,

se acuesta en mi cama, me dice ¡aquí estoy!

y me despereza con tanta tibieza

que cuando lo abrazo, ya se escabulló.

    02/04/2021

www.sercan455.wordpress.com

El despertar del sol, sus primeros rayos ponen la vida en movimiento. Con suavidad, con tibieza van acompañando las primeras horas del día. Van vistiendo de ocre aquello que tocan. Lo reviven, le dan brillo, luz y lo cargan de energía.

3 comentarios en “Amanecer (N° 553)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s