Paraíso (N° 562)

Allí adonde el sol se viste de domingo,

y perpetúan las flores cual estatua inmortal,

el viento es el aliento de ese soplo divino

y la lluvia sus lágrimas al ver la humanidad.

Allí donde las nubes abrazan a las almas

fundiéndose con ellas en danza angelical

y deja la utopía de ser inverosímil,

para ser más sublime, para hacerse real.

Adonde Adán y Eva  en combate de fuego,

perdieron el sendero  y hubieron de emigrar

donde la luz es luz que ilumina y da vida,

también soberanía de almas que yerran su andar

Y en un crisol de razas, de credos, de culturas, 

un banquete aglutina la hambruna espiritual,

se hace rico el mendigo que pedía en la plaza,

aquel que tantas veces ciego te hizo pasar.

Y se respira amor del alba hasta el ocaso,

odio, envidia, codicia en el diccionario no están,

 amar es la primicia que el aire transpira

y aquel que la respira se va llenando de paz.

11/05/2021

www.sercan455.wordpress.com

“El Paraíso”. La promesa que nos hace nuestro Señor. Ese lugar en el cual nos espera y hemos de reencontrarnos todos nuevamente. Donde reina únicamente el amor

4 comentarios en “Paraíso (N° 562)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s