Y si mañana. (N° 564)

Si mañana no despierto

y  queda el reloj afónico de haber dado su concierto

y la vida continúa con los mismos desaciertos

pero ya sin mi presencia, sin mis sueños, sin mi aliento.

Se habrá apagado la llama, aquella que llevo dentro,

 no quedará ni la sombra ni un rayo en el firmamento,

se oscurecerán las noches pero se abrirán los cielos

y sólo la luz divina redimirá mi estar muerto.

Me has de encontrar a tu lado como fiel perro faldero,

pero en otra dimensión la de espíritu perfecto

 y en cada sorbo de vino verás mis labios abiertos,

buscando poses los tuyos, hasta quedar sin aliento.

Para revivir contigo  ¡profundo! desde tu cuerpo,

donde el vino se hace sangre y aún yo ¡seré tu dueño!.

Si mañana no despierto,

no profanes a los cielos en busca de mil respuestas,

que buscan con desaliento hallar al fin el consuelo,

como mendigo que insiste porque ve su morral muerto.

 Entre los vivos me hallo y también en tus recuerdos,

cada gota de perfume que derrames en tu cuerpo,

ha de llevar la pasión que despertaba el encuentro.

Pero ese puñal clavado atravesando misterios,

que te lleva al desalojo de lágrimas en tu lecho,

sólo podrás extirparlo cuando al fin se abran tus cielos

www.sercan455.wordpress.com

La esperanza en volver a reencontrarnos en otra vida, en otro lugar, en otros cielos, con aquellas personas que amamos. Nos da la fortaleza para en muchos casos no ser muertos vivientes.   

10 comentarios en “Y si mañana. (N° 564)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s