Sueños (N° 565)

Donde sudan las nubes el agua de otras tierras

y se arrodilla el sol ante la orquídea a pensar,

donde canta la luna la nana a las estrellas 

y cobija el manglar la fauna del lugar.

Donde la fina arena aún guarda mil recuerdos

de intrépidos corsarios que cruzaron la mar

y las palmeras rascan las nubes en su cielo

que expelen su rocío revoloteando al pasar.

Donde el hombre y su historia

se encuentran encallados,

en cada roca saliente, en cada paso que das,

donde la vida misma es espectro que inunda,

que refleja, que nutre, a ese bello lugar.

Donde la equidad aún es virgen de engaños

y se queda el  otario ahogado en el fangal,

donde la libertad ya no es una utopía

que camina vestida ciega de impunidad

Allí donde las sombras se ocultan de la gente,

porque nadie precisa que custodien su andar

y el tiempo pasa inmune, gozoso, sin horarios,

en aquellos que a diario se visten de bondad.

Y yo aquí entre mil escombros de penas y codicias,

de edificios de odios, de envidia sin igual,

sueño llegar un día a ese paraje fértil

donde naturaleza y alma, le dan vida a la paz.

www.sercan455.wordpress.com

En muchos casos nuestros sueños son utópicos, inalcanzables, imposibles de hacerlos realidad. Este es uno de ellos.

5 comentarios en “Sueños (N° 565)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s