Mi patio, un pedazo de mi historia (N° 576)

Con aroma de azahares,

de incontables verdes tapizado.

Imaginaria frontera entre el desaliño y el aseo.

De niño, inspirador de juegos.

Tardes de figuritas, bolitas

y tiro al blanco.

La tapadita, cara o seca

 y el ante hoyo ¡gritado a viva voz!

Ahí fui desde corsario,

sobre un cajón de manzanas,

a goleador con pelota de trapo,

equilibrista en tapial lindero,

y hachero precoz.

En él reí, lloré, crecí,  

y también aprendí.

Mi abuelo y mi padre

me enseñaron el Martin  Fierro de la vida

(“debe trabajar el hombre”)…

a carpir la tierra,

romper los terrones con punteada finita,

pala de corazón  y rastrillo.

A preparar los almácigos

vestidos de punta a punta,

con banderines de trapos

cual kermés, 

para ahuyentar gorriones.

“Herramienta que ya no se usa,

se limpia y

vuelve a su lugar”

era la consigna.

En la adolescencia,

tardes de mates dulces,

y desvelos  

confesados al oído

“¿Querés ser mí novia?”

Mi patio… tanto por contar,

tanto por recordar,

tanto más por olvidar.

Así de contradictorias

eran las noches de verano en que los mosquitos

nos obligaban al encierro.

                             26/07/2021

www.sercan455.wordpress.com

Mí patio, lugar donde en las distintas etapas de la vida vi cumplir mis sueños. Tarea taller literario

2 comentarios en “Mi patio, un pedazo de mi historia (N° 576)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s