Un día tú, un día yo. (N° 593)

No esperes a que te diga

que necesito de ti,

hazme igualmente sentir

que también tu cuerpo arde,

bueno es degustar lo afable

sin tener que sucumbir.

Y no ser como mendigo

que golpeando va las puertas,

 hasta encontrar una abierta,

que lo quiera recibir.

No esperes a que sea yo,

quien intente siempre hallarte,

el reencontrarse es un arte,

debe nacer de los dos,

un día tú, un día yo,

esa es la mejor manera

de echar la rutina fuera,

 para que este amor no muera,

y brille siempre  su don.

www.sercan455.wordpress.com

El peso de la relación de pareja, no debe sobrecaer sobre uno solo. Cuando uno ama, busca, intenta, propone. Es bueno sentirse amado, que lo busquen, que intenten, que le propongan. Si no, es como que uno solo tira del carro. Y con el tiempo, la rutina y el desgano, van ganado espacios.

4 comentarios en “Un día tú, un día yo. (N° 593)”

    1. Para mi no pasa por suficiente o no. Considero, que uno puede hacer lo que considera que el otro desea, si este no lo expresa textualmente. Y en ese hacer, puede llegar a equivocarse. Lo que no puede hacer , es no darse cuenta que algo no funciona, que no va. Porque en ese caso, haga lo que haga, diga lo que diga, suficiente o no, el carro lo tira uno solo y el fracaso está asegurado, pues no hay un ida y vuelta. En esos casos más allá del dolor que pueda causar, es necesario soltar, sino sera imposible volver a abrazar, será imposible continuar . Abrazos

      Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s