Cuando hacemos el amor (N° 594)

Las agujas se detienen,

el palpitar se acelera,

 es la agonía quien danza

entre brasas de una hoguera.

Es deseo, es pasión,

es lujuria y desenfreno,

es lo que dentro llevamos

y en común nos ofrecemos.

Cuando hacemos el amor

resplandecen los sentidos,

bebe tu cuerpo mi savia,

nutre tu almíbar al mío.

Y  juntos ambos se funden,

entre sabanas de hilo,

incendiados por abrazos,

besos, caricias y mordiscos.

 Que alimentando a la piel

van repeliéndole el frio,

hasta hacernos claudicar,

 sudorosos y embebidos.

Plenos de amor pasional

satisfechos ¡concluimos!

Cuando hacemos el amor,

tu ombligo se apega al mío,

en sutil danza que aplaca,

uno a uno, los gemidos.

22/10/2021

www.sercan455.wordpress.com

La expresión sublime del amor. Con el deseo genuino de reencontrarse, de satisfacer al otro, sin egoísmos, con pasión, delicadeza  y donación.

2 comentarios en “Cuando hacemos el amor (N° 594)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s