Metafóricamente hablando (N° 597)

Me siento ese campo arado 

esperando ser sembrado,

una llave sin candado,

un traje sin estrenar.

Soy la mitad que me falta,

la sombra que no me sigue,

balde que cayó al aljibe

y ya nunca se ha de usar.

 Barco que tragó la mar,

avión que no verá cielos,

soy tentación de desvelos

de incendios sin apagar.

Herida que no se cierra,

sol que no besa la tierra,

el que tropezó en la piedra

aunque ya no estaba más.

Soy cerro sin escalar,

laberinto sin salida,

playa que quedó dormida

sin sombrillas que abrazar.

Luna que no ha de brillar,

tambor que ya no resuena,

soy migajas que en la arena

las aves las han de obviar.

Caminos sin transitar,

candil que no encandila,

rio que no peregrina

porque le falta caudal.

Un Romeo sin Julieta,

estrella que no ilumina,

soy un rosal sin espinas

por no verte  nunca más.

Bandera que no flamea,

andamio que no se eleva,

eterna se hace mí espera

de volverte a reencontrar.

          12/11/2021

www.sercan455.wordpress.com

Cuando la soledad nos envuelve ante la pérdida del / l@ compañer@ de vida. Nos sentimos inservibles, inútiles, nos llegamos a cuestionar para qué vivir, nos transformamos en muertos vivientes.

4 comentarios en “Metafóricamente hablando (N° 597)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s