Tan solo tus labios (N 599)

Que decirte a tí

si tu boca es panacea

que a mis labios adoctrina,

bandera ardiente tu lengua

¡que en batallas! redimías

y tus labios dos balcones

dónde mi mirada oscila

en busca de esa miel

que hizo adicto a mis papilas

Son mi insomnio del ayer,

¡del futuro! mi esperanza

y en el presente el desvelo

que a mi cordura maltrata.

Y busco en mil cajones

 hallar la palabra exacta.

la que destrabe el cerrojo

para beber de su savia.

Y entre lamentos  y cojo

pues tus besos hoy me faltan

calles dormidas transito

¡a espera!

tu cofre me abras.

www.sercan455.wordpress.com

¿Qué sería de la pasión, la lujuria y el amor si no existiesen los besos? ¿Y la química que trasmitimos, cada vez que los entregamos y como lo entregamos?

6 comentarios en “Tan solo tus labios (N 599)”

    1. A decir verdad es feo tener que pedir un beso… es como mendigarlo. Aunque considero que hay algunas excepciones a la regla. Y una de ellas es cuando a mis nietas les pido un beso y un fuerte abrazo. En ese caso no solo vale la pena mendigarlo sino que hasta suplicarlo. Abrazos

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s