Renaciendo (N° 623)

Tantas muertes he vencido

y nadie se percató.

Resucité de cenizas

cuando su luz me ungió.

Y vi al demonio correr

dejando al huir su huella,

cuando en alguna querella

Jesucristo me abrazó.

Muchas veces me tentó

¡de pocas! logré escaparme,

no me sirve hacer alarde

soy un simple pecador,

que en busca del Señor

fui mi camino desviando

y terminé en el fango

de ese gran fabulador.

Pero siempre el creador

una soga me tiró…

 y si alguna se cortó

fue porque yo lo dispuse,

sí hasta el recibo de acuse

mil veces…¡Él lo rompió!.

05/05/2022

www.sercan455.wordpress.com

La muerte no es sólo la física, vivimos constantemente muriendo: a sueños, a pasiones, a afectos, a proyectos, (buenos o malos)  que se van llevando o nos quitan algo de lo que anhelamos, de lo llevamos dentro. Y en esas permanentes muertes y resurrecciones el demonio nos acosa, nos tienta, nos aleja.   

4 comentarios en “Renaciendo (N° 623)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s