A mí madre (N° 648)

Como se apaga una vela

se va consumiendo en vida,

vestida de eucaristía

su existencia nos donó.

Y ya al final de sus días,

ha de otorgar día tras día

a la hora acaecida

sus plegarias al Señor.

Hallando en” Él” el consuelo,

del cansancio de los años

que cual cuentas de rosario,

hasta  el alma encomendó.

¡Y aquello que es imposible!

la fe en sí ¡todo! lo puede,

su nobleza nos concede

 hacernos hijos de Dios.

Así  transcurren sus días,

en oración, compungida,

aplanando va el camino

que la  conduce al Señor.

Y sentada en su trono…

por su humildad redimida,

hace  entrega cada día,

su espíritu hecho oración.

29/10/2022

www.sercan455.wordpress.com

Las tres de la tarde. Hora en que mi madre de 91 años, desde hace mucho tiempo todos los días sentada frente al televisor ,reza el rosario que transmite el canal EWTN

Anuncio publicitario

4 comentarios en “A mí madre (N° 648)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s