Hasta aquí. (N° 649)

No pretendo que te quedes

ya no puedo retenerte

nunca fuiste toda mía

 siempre algo ¡de ti! faltó

Lo nuestro fue un fracaso

aunque yo intente no verlo

otro brazo, otro sueño

de tu cuerpo se adueñó

Aunque hice oídos sordos

aunque acalle la conciencia

siempre supe a ciencia cierta

que mi amor… no te bastó.

He sido ese peregrino

que recorrió mil caminos

pero al llegar al destino

otro se le adelantó.

Ya no puedo retenerte

ni me basta con tenerte

cuotas de un amor pendiente

se achicharran bajo el sol

donde sueños olvidados

de un amor que desgastado

se rindió desesperado

a otros brazos con pasión

07/11/2022

www.sercan455.wordpress.com

Es difícil mantener una relación cuando solo uno de los dos, es el que trata de llevarla adelante. La rutina, la falta de diálogo, de empatía, de tolerancia, poco a poco van desgastando la relación. Al punto que, por falta interés, por cansancio, o simplemente por desamor. Se busca en otro aquello que motiva a vivir, sin importar lo que al otro le suceda. Se deja de ser uno, para volver a ser dos.

Anuncio publicitario

6 comentarios en “Hasta aquí. (N° 649)

    1. Sí! así es querida amiga, la rutina, los egos, poco a poco van apagando al amor. Se busca afuera lo que no se encuentra en el hogar. Y lo peor de todo es que escoba nueva barre bien, pero con el tiempo la nueva relación vuelve a ser igual o peor que la anterior- Gracias por comentar Abrazos

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s